Noticias, Recetas, Salud

¿Conoces la “pizza española”?

Hoy queremos mostraros uno de los platos más conocidos de la variada gastronomía española, concretamente viene del levante español y muy común entre las zonas “catalano-parlantes”. Conocido por Coca, seguro que muchos de vosotros habéis probado alguna vez estos panes planos con levadura que, en efecto, son muy similares a la pizza.

Se puede hacer tanto dulce como salada, según la zona, pero una cosa es seguro, son muy fáciles de hacer, además aguanta muy bien la temperatura ambiente, y se hacen como aperitivo y para comidas de picnic.

Hoy queremos mostraros una de las recetas más famosas y clásicas como es la Coca de Escalibada con berenjenas. Muy atentos a cómo hacer la masa:

Ingredientes (4 personas):

Para la masa de la coca:
200 ml de vino blanco
75 ml de aceite de oliva
350 gr harina de fuerza
1 cucharada de levadura seca
Sal
Harina para estirar la masa
Hierbas aromáticas para decorar
Para la salsa romesco:
2 tomates
1 cebolleta
6-8 dientes de ajo
50 g de almendras tostadas
Vinagre de jerez
Sal
Aceite de oliva virgen extra
Para la escalivada:
1 berenjena
1 pimiento rojo
2 pimientos verdes
1 cebolla
Aceite de oliva
Sal
Pimienta

coca-escalivada

Elaboración de la receta de Coca de escalivada con romesco:

Para la escalivada, pon en la bandeja del horno el pimiento rojo, los verdes, la cebolla y las berenjenas. Frota bien las verduras con aceite de oliva. Pincha la berenjena y los pimientos para que no revienten. Hornea a 220ºC durante 30 minutos aproximadamente. Pela las verduras y córtalas en tiras. Salpimienta y riega con aceite de oliva.
Para la salsa romesco, fríe las almendras en una sartén con aceite y una pizca de sal. Pásalas al vaso de la batidora. Por otro lado, asa los tomates en una sartén con un chorrito de aceite de oliva. Agrega la cebolleta y los dientes de ajo sin pelar. Deja que se doren bien a fuego vivo. Pasa todo a una fuente de horno y hornea durante 10 minutos aproximadamente.
Añade los tomates y la cebolleta al vaso de las almendras. Pela los ajos e incorpóralos. Añade un chorro de vinagre y una pizca de sal. Tritura.