Noticias, Salud

Los secretos del pan de espelta

Hoy queremos daros a conocer un cereal que es un excelente sustituto del trigo para hacer pan o cualquier otra receta, ya que también podemos hacer o comprar harina con sus granos.

La espelta tiene numerosos beneficios para la salud, como por ejemplo ayuda en la regulación del metabolismo del cuerpo, en la creación de las hormonas sexuales, aumenta la circulación, fortalece los huesos, mejora el sistema inmunológico, aumenta la función digestiva, la reducción de azúcar en la sangre, y la reducción de los niveles de colesterol en el cuerpo.

La espelta es uno de los cultivos más antiguos cultivados en la historia humana y se cree que han sido previamente utilizados hace unos 7000 u 8000 años. La espelta es una variedad de grano o cereal que está estrechamente relacionado con el trigo. Está estrechamente relacionado con el trigo normal para hacer pan, pero la popularidad del pan de trigo pronto hizo hacer caer en el “olvido”, por lo que se considera un cultivo «reliquia». Sin embargo, está habiendo una recuperación como alimento saludable, especialmente en España, Reino Unido y otras partes de Europa. Esto es debido a que está lleno de nutrientes, vitaminas, minerales y compuestos orgánicos esenciales que otros cereales y las formas de trigo no contienen, lo que podría explicar su renovado interés.

espelta-miga

Como hemos dicho antes, la espelta podemos convertirla en harina como el trigo y puede utilizarse para hacer pan con una textura muy rica en nutrientes, así como pastas y productos horneados. En algunos países, la espelta se utiliza realmente para elaborar cerveza y tiene un sabor único y distinto que mucha gente disfruta. Obviamente, como un producto minoritario, la espelta tiene un precio un poco más alto, pero vale la pena, no sólo por los beneficios para la salud, sino también por la versatilidad en la cocina.

La harina de espelta es particularmente utilizada en la fabricación de la corteza de pan o pizzas de masa fina.

Valor nutricional de espelta

Aparte de ser una variedad muy funcional y versátil del trigo, la espelta también está llena de nutrientes que muchos otros cereales no contienen. Tiene un alto contenido en hidratos de carbono, como era de esperar, pero con niveles muy altos de proteína (21% de la CDR) y fibra dietética (30% en una sola porción). También contiene niveles significativos de hierro, cobre, manganeso, magnesio, fósforo, potasio, zinc, selenio, niacina, tiamina, vitamina B6 y ácido fólico.

Eso sí, a pesar de todos estos beneficios para la salud, la espelta contiene gluten, que es el alérgeno responsable de la enfermedad celíaca. Por lo tanto, las personas que padecen esta afección deben elegir otras alternativas.