Noticias, Salud

¿Sabes como conseguir el bizcocho perfecto?

Si eres un cocinero de esos que echan un puñado de esto, un poquito de lo otro… Es posible que tus elaboraciones sean un poco impredecibles. Al igual que en la elaboración del pan, el bizcocho necesita una serie de pautas que hay que realizar para conseguir el bizcocho perfecto, ¿conoces todos los trucos? Empezamos:

Los buenos resultados comienzan en el recipiente de mezcla.

Un bizcocho es esencialmente un experimento de química en el que serie de ingredientes mezclados en un orden específico causan reacciones que producen efectos específicos. Tanto a la hora de elaborar bizcochos, tartas y la mayoría de los pasteles por capas, necesitan de una textura suave y una humedad correcta para conseguir una miga tierna y esponjosa.

Por tanto, la primera mezcla de los ingredientes grasos como la mantequilla junto al azúcar, la adición de huevos muy bien batidos, y la incorporación lentamente de los ingredientes secos en la mezcla, debe llegar a conseguirse una mezcla esponjosa, y para ello hay que alternar la adición de estos ingredientes con uno líquido, como la leche. Así obtenemos una masa voluminosa y elástica. Cualquiera que sea la tarta o bizcocho que estes haciendo, asegúrate de seguir las instrucciones de la receta al pie de la letra. El orden y la elaboración descrita realmente cuenta.

bizcochoyogur

Conoce tu horno.

Para evitar que tu bizcocho se baje, lo ideal es hacer uso de un termómetro para controlar las temperaturas de cocción.

Hornea el bizcocho en posición media (demasiado cerca de la parte superior o inferior puede causar que se dore demasiado). Cerrar la puerta de un golpe duro puede liberar burbujas de aire atrapadas en la masa y hacer que se baje.

Selecciona un recipiente con el tamaño adecuado.

Normalmente, se especifica las dimensiones del recipiente en las recetas, ya que el bizcocho suele aumentar de volumen de 50 a 100 por ciento durante la cocción. Si el recipiente tiene un diámetro demasiado pequeño, podría desbordarse, y si es demasiado grande, puede no subir como debería. El material es muy importante también, ya que el vidrio o los recipientes antiadherentes oscuros por lo general requieren una reducción de 25 grados en la temperatura de cocción en comparación con los recipientes de aluminio de color plateado.

¡A hornear!