Recetas

Cómo hacer el tradicional roscón de reyes

Se acerca casi sin darnos cuenta uno de los días más ilusionantes del nuevo año, el día de los Reyes Magos. Para celebrarlo como realmente nos gusta, es tradicional en España comer el roscón de reyes, uno de los postres más conocidos y que más se consume en estas fechas.

La mayoría de nosotros acudimos unos días antes a la tienda a comprar el nuestro, donde tenemos la oportunidad de comprarlo de muchas variedades diferentes: Relleno de nata, trufa, cabello de ángel, con fruta escarchada, almendras…

rosco-reyes

Cada año, más gente se apunta a elaborarlo en casa para personalizarlo como realmente quiera, y por eso os queremos mostrar nuestra receta para que realicéis una buena masa esponjosa y consistente para que, si os gusta rellenarlo, la masa no se baje, ¡vamos a ello!

Ingredientes:

500 gr de harina

100 gr de mantequilla

100 gr de azúcar

2 huevos

Ralladura naranja

1 cucharadita de ron

1 cucharadita de azahar

200 ml de leche

20 gr de levadura fresca de panadería

Pizca de sal

Fruta escarchada

Azúcar y almendra

Elaboración:

Primero hacemos un volcán en la encimera de trabajo con 500 gr de harina, en el interior crearemos un gran agujero donde introduciremos la mantequilla fundida, el azúcar, los dos huevos, ralladura naranja, una cucharadita de ron y otra de agua de azahar, los 200 ml de leche, la levadura fresca y una pizca de sal.

Mezclamos bien estos ingredientes dentro del volcán y acto seguido juntamos todo con la harina hasta obtener una masa elástica y húmeda.

Reservamos la masa en un bol y la tapamos con un trapo humedecido para dejar la masa que fermente durante 1 hora.

A continuación, amasamos hasta formar el roscón y lo colocamos en la bandeja del horno. Pintamos con huevo y decoramos con fruta escarchada, azúcar y almendra a nuestro gusto.

Introducimos en el horno a 170º C durante 15 minutos aproximadamente.

Lo retiramos del horno y dejamos que se enfríe.

OPCIONAL: Si queremos rellenarlo, cortamos el roscón de reyes horizontalmente y levantamos con cuidado. Le ponemos nata montada o cualquier relleno que nos guste y volvemos a colocar la la parte de arriba del roscón.

¡Que disfrutéis de vuestro roscón y felices reyes!